Descubre Tenerife Sur en primavera

La llaman la isla de la primavera y por algo será. Veranos agradables, inviernos suaves, cielos despejados…
En el sur de Tenerife no tienen cabida los cambios bruscos de temperatura ni los días nublados, de hecho, la mínima anual se sitúa en los 17,4 °C y la máxima, en poco más de los 24 °C… ¿se puede pedir más?

Sí, que las horas de luz nos acompañen por más tiempo… Pues el sur de Tenerife también sobresale en este sentido, de hecho, cuenta con 12 horas de sol de abril a septiembre, cuatro más que en ciudades como Berlín, Oslo o París, y seis más que en, por ejemplo, Moscú. Con estos datos en la mano, ¿cómo no vamos a disfrutar del ocio y cultura que nos brinda la isla?

Tres lugares para disfrutar de la luz de Tenerife

El sur de la isla nos regala tres enclaves privilegiados para disfrutar en cualquier época del año bajo un espléndido sol de primavera. Todos ellos son únicos, especiales y guardan la esencia de las Islas Canarias. Toma nota:

Arco de Tajao

Curiosa formación natural de toba volcánica muy poco conocida en el sur de la isla. Debe su peculiar silueta, en forma de puente de piedra, al efecto de la erosión. El arco mide 30 metros de largo y 10 de alto, se puede caminar sobre él, pasar por debajo y obtener impresionantes vistas del barranco que cobija.

Paisaje lunar en la Corona Forestal

La Corona Forestal es el área protegida más extensa de Canarias, un lugar espléndido en el que practicar senderismo o bicicleta. Pinos y vegetación insular se dan la mano en impresionantes barrancos de gran espesor en el que irrumpe, para sorpresa del visitante, un paisaje lunar sorprendente, de formas caprichosas de color beige.

Sanatorio de Abona, en Abades

Se trata de uno de los espacios protegidos más curiosos del sur de la isla. Cuarenta edificaciones, ya abandonadas, que fueron construidas en los años 40 para dar cabida a los enfermos de lepra. El escenario es sobrecogedor e invita a la reflexión, aunque la mayoría de quienes frecuentan la zona lo hacen para realizar bonitas fotografías al atardecer. Por cierto, este sanatorio no llegó a recibir jamás ningún enfermo.

Estos son solo algunos de los parajes con los que maravillarte en Tenerife, sin embargo, otros lugares paradisíacos te esperan. ¡Visita Tenerife y descúbrelos!