Vivir en Tenerife es sinónimo de calidad de vida, de naturaleza exuberante, de tranquilidad, de ocio deportivo y, como no, de una temperatura y clima excelentes que le hacen la isla de la eterna primavera. Sin embargo, la isla ofrece mucho más que eso a quienes desean invertir en la compra de una vivienda.

Elegir Tenerife frente a otros destinos tradicionales en Europa

A continuación, desglosamos las razones que convierten Tenerife en el destino costero europeo del momento y su mercado inmobiliario de segundas residencias, en uno de los más atractivos de cara a los próximos meses.

2017 y 2018, años clave para invertir:

El mercado inmobiliario en Tenerife atraviesa un momento “dulce”. A la moderación del precio del metro cuadrado en la vivienda respecto a años anteriores, ya sea en unifamiliares o apartamentos vacacional de nueva construcción, se suma, como hemos señalado, una excelente relación calidad-precio debido a una mejora generalizada de los estándares y acabados en los inmuebles que se comercializan, tendencia que trata así de cumplir las expectativas de los nuevos compradores, cada vez más exigentes.

Sin embargo, hay que advertir que los precios han comenzado a remontar en determinadas zonas de la isla, por lo que este 2017 y el próximo 2018 se presentan como momentos idóneos para invertir en el sector.

Disponibilidad de oferta en vivienda nueva:

Por otra parte, y ciñéndonos a la costa española, Tenerife es uno de los pocos enclaves donde existe una creciente actividad constructora de nuevos proyectos de vivienda vacacional motivada por una fuerte y constante demanda. La mayoría de ellos de alta eficiencia medioambiental y diseñados para garantizar el máximo confort a los propietarios.

Residenciales como Las Terrazas II, en la urbanización Sotavento, son prueba de la excepcional situación que atraviesa el sur de Tenerife, uno de los mejores lugares de la isla para vivir por su enclave privilegiado.

Rentabilidad a corto, medio y largo plazo:

Quién compre un inmueble en Tenerife está asegurando una inversión inmobiliaria rentable ya que, en el futuro, si decide prescindir de la misma, podrá iniciar un proceso de compraventa o alquiler rápido y exitoso debido a la rentabilidad de la inversión.