Tenerife, un antídoto contra el aburrimiento

¿Aburrirse en la isla de Tenerife? Imposible. No porque lo digamos nosotros, sino porque todo el que la visita coincide en la misma opinión y, además, repite o, mejor aún, decide instalar en Tenerife su segunda residencia o residencia habitual.

Motivos no faltan. Aquí van algunos con cifras que no engañan:

  • Ocho campos de golf y dos pitch and putt, la mayoría con vistas al mar y diseñados por deportistas de la talla de Severiano Ballesteros o John Jacobs.
  • Un 48 % de superficie catalogada como espacio protegido.
  • Más de 60 puntos de inmersión, para buceadores expertos y amateurs, de arena, roca o arrecife volcánico.
  • Más de 30 zonas idóneas para surfear, hacer body board, stand up paddle, windsurf o kite surf.
  • El pico más alto de España, el Teide, volcán de 3.7182​ metros de altitud que puede ascenderse a pie dentro del Parque Nacional del Teide, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No solo deporte, Tenerife también es relajación y ocio

Tanto si te gusta el deporte como si no, Tenerife es, sin duda, tu destino.

La isla cuenta con más de 67 kilómetros de playa, 20 charcos y piscinas naturales, 16 jardines y parques urbanos de especial interés, 13 monumentos naturales, seis lugares de interés científico, dos parques rurales, un parque natural y una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, San Cristóbal de la Laguna.

Además, Tenerife posee seis grandes instalaciones expositivas, cinco denominaciones de origen vitivinícolas y casi una treintena de centro de belleza y bienestar.

¿Seguimos enumerando placeres? Podríamos hacerlo, la lista es inabarcable, pero preferimos que vengas y compruebes por ti mismo lo que Tenerife puede ofrecerte contra el aburrimiento.