¿Quién no querría vivir en Tenerife, isla – paraíso?

Tenerife es una isla llena de tantos encantos y posibilidades, que quizá podríamos pasarnos un día entero enumerándolos, y cada uno sería una razón en sí misma para vivir en Tenerife. La isla es visitada por 6 millones de personas, entre otras razones, por su increíble naturaleza, que es la protagonista indiscutible: Tenerife cuenta con más de 43 espacios naturales protegidos.

El maravilloso parque del Teide, una de las principales razones para vivir en Tenerife

En sus 2.000 km2 de extensión, Tenerife aloja: playas paradisíacas, paisajes volcánicos únicos, toda una red de senderos en los que maravillarse con la exótica vegetación, como el sendero del «bosque encantado» de Tenerife, selvas y cómo no, el Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007 por la UNESCO.

Selvas, parques y zonas verdes de Tenerife

Y es que, al contrario de lo que comúnmente se piensa, Tenerife no es sólo la bulliciosa masificación de las Américas o de los Cristianos. Quien ha tenido la ocasión de vivir en esta isla descubre que se trata de uno de los sitios más especiales del planeta, no en vano ha sido declarada como uno de los mejores lugares del mundo donde observar las estrellas gracias a la claridad de sus cielos, los más limpios de Europa. Así que podría decirse que en Tenerife te sentirás más cerca que nunca del universo

Vista del cosmos desde Tenerife

A todas las razones que uno puede encontrar para vivir en Tenerife, hoy añadiríamos una más. Al sur de Tenerife, a tan sólo 10 minutos de distancia del aeropuerto Reina Sofía, y a las faldas de la majestuosa e icónica Montaña Roja, se encuentra la Urbanización Sotavento. Ubicada entre los pueblos pesqueros del Médano y Los Abrigos, la Urbanización Sotavento está completamente integrada en el entorno de la Reserva Natural que la rodea, a orillas del mar, constituyendo un lugar idílico para tener una vida tranquila, relajada, donde disfrutar del mar y la montaña, de paseos, deportes acuáticos, entre otros muchos (golf, senderismo, montañismo…).

Por todo ello, vivir en Tenerife, el paraíso donde la primavera es eterna, en un lugar como la Urbanización Sotavento, ofrece muchas ventajas que no pueden dejar pasar quienes quieran disfrutar de calidad de vida de verdad, o aquellos que quieran disponer de una segunda residencia en la que refugiarse del estrés y la rutina de la vida diaria.

Tenerife te espera, y te encantará.